domingo, 21 de marzo de 2010

Tito Ferro ( mi novia Fon sabrá entender )



tan tito oriental
general horno de barro
tal vez más tito ferro
tan fútbol y tan nosotros
tan yo
tantas ganas de ti tito ferro
hoy
sos
la representación más linda,
la postal más uruguaya
el futbol
porque sos el uruguay de las cejas depiladas
el de la catequesis
el de la murga bien gritada, el de la murga
no el de la pavada nueva esta que se ha puesto de moda
porque el futbol es correr
pegar
tirar bombazos
y encarar
ir para adelante
hacer algún golcito
y pegar
y meter
y meter
y guapear
porque
las amarillas van y vienen
y somos nosotros los amonestados
tito, la ley de caducidad
tan tito ferro que
me emociono hasta el lagrimón al ver a tu nacional
el nacional del tito ferro
el nuevo nacional
aquel que supo ser de lodeiro
aunque mucho más liviano
hoy es fuerte y gana con goles de cabeza
y es de pierna
y raspa
y corre hacia la línea de cal
y pega
y despeja
y los niños relatores se relajan al verte,
al saber que te hacés responsable de que luzcan sus bochas lustrosas
porque entienden
y porque saben que nació
un nuevo caudillo
un nuevo héroe nacional
porque podrás jugar casi que en serio,
en una pata
seguirás siendo
el gran tito ferro



sábado, 20 de marzo de 2010

Mamá. Me aburro


Si, si, Peñarol hiló su 9na victoria ante la simpática jauría del Rampla Jr. en le Centenario. Nunca visto.

No puedo arrancar de otro modo, esto es un tedio. Un partido que ni dió para acompañar la cerveza con maní. Un primer tiempo horrible. Del Capellán, ya venía de derrota en derrota y con varios lesionados. Ahora queda ilustrada una fecha que pasa sin pena ni gloria. Un 2 a 1 cuyo único fruto es darle récord al equipo de Aguirre.

El mejor y el peor: Meloño: Lita de Lazzari juega mejor que vos. Pato Sosa, te banco.




Mucho ruido y pocas nueces


Parece que el futbol barrial viene en decadencia. El periodismo que la bate contra el fútbol de la primera A (que si está arreglado, que no, que ya se sabe el campeón con antelación), terminamos concluyendo en que la falla viene de la escuela. La última fecha del campeonato local interbarrial entre los Cartoneros y los Solteros ( No. No hay cartoneros solteros, se ve, pero la nomenclatura la dejamos para otro capítulo aparte) ha quedado ilustrado como lo más paupérrimo del fútbol uruguayo. Patadas, zancadillas infantiles, golpes por la espalda, jugadores sin pulmón alguno y un triste 16 a 16 que ni vale el sobreesfuerzo físico de los jugadores.
Como broche de oro a esta triste y pobre fecha (foto) , el centrojás Patulè (Cartoneros), que se aburre de su propio partido y se tira una siesta en el entretiempo. Qué más agregar.