martes, 31 de mayo de 2011

El Barcelona es aburrido



Inviable, esa es la palabra para definir la final de la Champions del fin de semana pasado.
Inviable porque el Manchester no jugó el partido. Salió a jugarlo pero no supo, no pudo y  no tuvo la chance de hacerlo. Y si a todo esto le agregamos la poca sangre que le pusieron los ingleses pareciera eventualmente caótica.
El equipo inglés se dedicó a correr atrás de la pelota, a mirar el partido, a contemplar como los mediocampistas del barsa movían la pelota de un lateral al otro de la cancha pero no como si fueran una orquesta, si no como si fueran uno de esos grupos que hacen música para la meditación y el relax. Sinceramente es desesperante, no puedo disfrutar de eso, no puedo mirar más de 10 minutos seguidos ese combo de toquecitos hacia los costados. Me parece incomprensible que un equipo con 11 jugadores profesionales enfrentándose a tal situación no busquen una alternativa para terminar con este sistema que lleva a dormir al rival, o a hipnotizarlo. Y es en ese momento, cuando el contrincante está mareado es cuando lo embocan. Lanzan un zarpazo, como si fueran uno de esos animales salvajes que aparecen en los documentales del discovery. La mente más diabólica y perversa es la de Xavi, él se dedica a dirigir los pases hacia donde quiere y en el momento justo pone una pelota que deja al delantero solo contra el arquero.
Estoy convencido de que Guardiola pasa horas enteras viendo este tipo de documentales, por eso me parece que Barcelona juega así, no le encuentro otra explicación. Los rivales parecen Antílopes o Ciervos indefensos que se quedan pastando mientras las fieras predadoras parecieran alejadas o dormidas.
Por supuesto desde este lado del televisor tengo dos opciones que son dormir o cambiar de canal como lo hago con estos canales de documentales cada vez que aparece una voz en off intentando explicarme como es el funcionamiento de los animales en la estepa. 

No puedo ser cómplice del Barcelona, prefiero limitarme a ver partidos más reales, menos salvajes, porque de hecho el fútbol es un deporte terrenal que genera pasión y fervor en el momento del contacto y del intercambio. Estoy seguro que a los boxeadores de ley no les gusta que la primera piña sea KO, que prefieren el intercambio de golpes, la posibilidad de que los contrincantes combatan. A mi me pasa lo mismo con el Barsa, más allá de la perfección que demuestran por momentos en todas sus líneas.
Platini en la tribuna fue el fiel reflejo de lo que estoy diciendo. Estaba deseando que se acabara ese tedio, ese aburrimiento que fue la final, estoy seguro que el hombre prefería estar mirando culos por las calles de Londres a estar ahí en esa situación incómoda. Y quien va a dudar de las aptitudes del astro francés? Ustedes creen que el tipo estaba ahí  con esa cara porque es amargo o aburrido? No señores, estaba rezando en voz baja para que se acabara ese hastío, para que se terminaran los minutos de una buena vez a ese invento moderno y lujoso, pero llamativamente aburrido llamado Barcelona.

Lo que queda por hacer...como decía el Canario

Qué saludable es para el fútbol uruguayo entero, jugadores, técnicos, periodistas y espectadores, que el actual campeón sea Nacional, el equipo dirigido por Juan Ramón Carrasco!!!
Y digo saludable porque la mayoría pide moral, ética y algunos códigos que sin lugar a dudas no se encuentran en el espectro del entrenador. Porque el no estaba el día que los ortodoxos lo llevaron al fútbol.
A mi me enseñaron que me tenía que divertir cuando miraba fútbol, y a mi me pasa en general con los equipos de este técnico exactamente eso, me divierto, me entusiasmo, me dan ganas de ser parte de esa especie de encantamiento que existe cuando juegan los equipo de JR.
Es momento de celebrar la ruptura de todas estas cosas,  si señores, la ruptura del equilibrio es saludable. En ningún manual dice que hay que ser equilibrado, ni moral, ni ético, y si lo dijera estamos enfrente de un revolucionario que apoya los vasos en ese manual.
Manual que por supuesto es de cabecera y defienden no solo periodistas como Echandy o el Toto da Silveira, si no que amigos míos, vecinos, taxistas y varios etcs.
El señor Carrasco asume riesgos y toma decisiones muy inteligentemente, es por esa razón que el campeonato clausura y la tabla anual la ganó de punta a punta, faltando una fecha para que termine el torneo y asumiendo como entrenador varias fechas después de que empezara el campeonato apertura.
A los que dicen que el tiki tiki de Nacional no es el que se veía en otros equipos que dirigió le voy a dar la razón. Es verdad, River jugaba mejor que este Nacional, pero este nacional tiene la contundencia que no tenía ese River. Si aquel equipo llegaba 20 veces por partido este llega 15, y hace más goles. Para los que piensan que Nacional juega mal los invito a repasar no solo los 3 goles que le hizo a Defensor que fueron verdaderos golazos los 3 por las tremendas jugadas, si no todos los goles que hizo en el campeonato y que ustedes mismos me digan si hay algún equipo que tenga la elaboración y el trabajo que tienen las jugadas previas a los goles de Nacional.
Nacional es el justo campeón del Clausura y también será el campeón del campeonato uruguayo dentro de unos días.
Se empezarán a derrumbar los mitos negativos que inventa el periodismo?
Carrasco ya es campeón, en el primer campeonato entero que dirige en un equipo grande. Los equipos de Carrasco ganan los partidos importantes, y cómodos, sin pasar zozobras. Los equipos de Carrasco ya no tienen aquellos problemas defensivos que tenían Fénix o River. Carrasco no es un caprichoso que pone a jugadores al azar.
Las decisiones del técnico en este campeonato fueron la mayoría aciertos. Fue criticado por la rotación de los arqueros, sin embargo los dos estuvieron en gran nivel. Fue criticado por la exclusión de Peralta en su momento, sin embargo tanto Porta como Viudez terminaron siendo figuras del equipo. Cuando sacó a Lembo pasó lo mismo, tanto Viera como Godoy respondieron en buen nivel, cuando Lembo volvió a su nivel lo volvió a incluir. Fue criticado por la inclusión de López, el chico de 17 años, sin embargo metió goles decisivos con apenas unos minutos en la cancha. Entonces la pregunta es: tanto cuesta reconocer que Carrasco hace las cosas bien más allá de lo que uno pueda creer o defender?
No será momento de dejar de lado la ética y la moral, que no tenemos muy en claro que es, pero que pregonamos día a día como si fuera un rosario futbolístico? No será la hora de darnos cuenta que por pregonar el equilibrio y la solidez defensiva y todas esas cosas antiguas el fútbol uruguayo no gana absolutamente nada desde 1995?
Este es un buen momento para que el fútbol uruguayo, todo, cambie los discursos anacrónicos que alientan estilos clásicos y miren hacia adelante, celebrando por supuesto, la obtención de este título por uno de los pocos tipos que entienden que el fútbol no es un acto acartonado sino uno de los más placenteros que existen.