jueves, 21 de febrero de 2013

Casi partidazo


La oferta futbolera del día miércoles en la tarde sudamericana era muy prometedora. Por un lado Milán, en su estadio recibía al Barcelona. Un partido que sin lugar a dudas se llevó la atención de la mayoría de la audiencia y por otro lado dos equipos con un perfil más bajo: Galatasaray y Shalke 04, que jugaban en el mismo horario.
La decisión para inclinarme por uno de los dos fue bastante sencilla, porque en general los partidos que prometen mucho terminan siendo un fiasco, y además la poca simpatía que tengo por el fútbol que desarrolla el Barcelona también inclinó la balanza.
Así fue como decidí ver el partido de los equipos menores. Dos equipos con pocas estrellas en sus filas que ofrecieron un partidazo en el primer tiempo y un partido de lo más común en el segundo tiempo. 


En el Turk Telekom Arena, Estambul, el Galatasaray recibió al Shalke 04 por los octavos de final de la Liga de Campeones.


Desde el primer minuto de juego pintaba para un gran partido. Los alemanes salieron a presionar muy arriba y recuperaron una pelota que Jones remató desde el sector izquierdo y Muslera atajó notablemente.

A pesar de ese primer susto, los turcos comenzaron a dominar el mediocampo, y generar circuitos de juego que a la postre le diera buenos resultados.
Tanto Felipe Melo como Inan comenzaron a hacerse dueños del mediocampo, y a habilitar al holandés Sjneider y a Altintop por los costados, y así llegar a generar riesgo sobre el arco de Shalke.

A los 12 minutos, Sneijder robó una pelota en la salida, que terminó con un pase un tanto defectuoso de Inan, al goleador Burak Yilmaz quien definió notablemente ante el arquero alemán. El goleador turco llegó a su séptimo gol en 7 partidos en el torneo, este último tuvo el plus de ser un verdadero golazo.

El Shalke reaccionó inmediatamente y desde un tiro de esquina dos jugadores se perdieron el gol de manera increíble.
A los 17 minutos, Burak Yilmaz y Drogba armaron una gran jugada que terminó con un tiro mordido del marfileño. El remate complicó al arquero y dio un rebote que quedó para Altintop, que por apurarse definió mal y estrelló la pelota contra el travesaño.
En la réplica, los alemanes casi ponen el empate. Armaron una buena jugada por derecha que terminó salvando un defensor en la línea del arco.
A esa altura era un partidazo. Intercambiaban golpe por golpe.
Los dos equipos jugaban para adelante con mucha potencia y mucha imaginación para vulnerar a las defensas.

A medida que fueron transcurriendo los minutos, los equipos se fueron desgastando y el mediocampo cada vez estaba más trabado. A los 37’, Yilmaz casi pone el segundo para el Galatasaray pero definió con poca convicción.

El Shalke siguió haciendo su juego, y a los 44’ después de recuperar una pelota en el mediocampo, el peruano Farfán desbordó por derecha y se la pasó por abajo a Jones, el mismo jugador que había empezado la jugada, quien fusiló a Muslera desde el punto penal para poner el empate.

El segundo tiempo no tuvo la misma intensidad que el primero. Los equipos se trabaron mucho en el medio de la cancha, hubo muchas faltas y fue muy cortado. Los dos equipos que tenían mucha creatividad para llegar al área rival con peligro se fueron apagando y no tuvieron contundencia.

Apenas se vieron un par de jugadas por equipo. A los 74’, el holandés Huntelaar tuvo una clara para el Shalke 04, que desperdició tirando por encima del palo.    

Casi enseguida, Yilmaz, el goleador turco, pudo poner la ventaja, luego de un buen pase de cabeza de Drogba, pero su remate se fue desviado.

Los minutos se fueron consumiendo y los equipos no encontraron los caminos. El mal estado de la cancha fue protagonista en el segundo tiempo, que encontró a dos equipos totalmente diferentes a los que salieron a la cancha en el inicio.

La serie está más que abierta entre estos equipos que claramente no son candidatos a llevarse el título. Igualmente se espera que en Alemania mantengan el nivel que tuvieron en esos 45 minutos iniciales, que se notaba que no había presiones extras ni especulaciones, y ofrecieron un verdadero partidazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario