jueves, 7 de febrero de 2013

lo que deja la selección uruguaya


La selección uruguaya se enfrentó hoy a su par española por 9na vez en su historia. Los uruguayos nunca pudieron ganar.

En esta ocasión el juego se disputó en Qatar, en un estadio en condiciones excelentes.
En estos días se ha hablado mucho del mal estado del estadio Centenario, y de quien es la responsabilidad de que el campo luzca bien. 
En el día de hoy quedó demostrado que la condición del terreno de juego no es un factor que modifique la forma de jugar que tiene la selección uruguaya, ya que la posesión de balón no es una característica intrínseca en el juego uruguayo.
Creo que si el Estadio Centenario tiene mal el piso beneficia a Uruguay y no así a los rivales que enfrentará en las eliminatorias, ya que salvo Paraguay, todos manejan el balón mejor que el combinado celeste.

Pero para no irnos por las ramas vamos a hablar de lo que fue el partido de hoy, que dejó como saldo una nueva derrota de Uruguay, en este caso por 3 a 1.

Tabárez sorprendió dejando en el banco de suplentes a Diego Forlán e incluyendo a Nicolás Lodeiro. El primero hacía rato estaba haciendo méritos para salir de la oncena titular. El segundo se ha desempeñado con altibajos (más bajos que altos)pero es el único jugador que hay en el plantel que puede desempeñar naturalmente la posición de enganche o conductor del equipo.

El comienzo del partido fue todo de España. Como era de esperar el elenco gaita manejó la pelota a placer de un costado de la cancha hacia el otro, sin tener demasiados obstáculos del rival, y careciendo de profundidad.
Los uruguayos, (como también era de esperar) se plantaron muy atrás intentando cortar las jugadas muy cerca del área de Muslera y contraatacar a España con los dos delanteros fuertes que tiene (Cavani y Suárez).
En esos primeros minutos, (en lo que para mi es un error conceptual, que debería revisar el DT) Suárez perdió varias pelotas atrás de la mitad de la cancha, producto de la presión española, dejando en riesgo a la defensa uruguaya.
A medida que fueron pasando los minutos Uruguay fue saliendo de la cueva, tanto Cavani (que jugó en su posición natural y no de lateral derecho como lo venía haciendo) como Suárez empezaron  a generar peligro.
La selección española sin profundidad comenzó a patear de media y larga distancia, ya que en el área no generaba peligro. Fue así como en uno de esos remates llegó el primer gol de España, convertido por Cesc Fábregas, en una jugada que Muslera resolvió pésimamente.

Uruguay que tenía el partido relativamente controlado tuvo que salir en busca del empate e hizo el desgaste. La selección española siguió con la misma tónica y el mismo estilo, marcando el ritmo cadencioso y tedioso del partido.
en el minuto 30 con Uruguay un poco más adelantado tratando de mandar alguna pelota a sus delanteros a través de Lodeiro, llegó el gol del empate en una buena combinación entre Cavani, Cáceres, Suárez y Cristian Rodríguez. Este último fue el encargado de poner el empate en una buena definición con derecha, por abajo del cuerpo del arquero.  
Después de eso más de lo mismo: Uruguay se relajó y lentamente se fue retrasando, mientras observaba a España tocar la pelota hacia los costados. 

En el primer tiempo, a pesar de todo, la selección dejó una imagen aceptable. Casi no tuvo la pelota, pero fue más profundo que el rival, con muy poco.

En el segundo tiempo todo empeoró. Uruguay apenas pudo crear una o dos situaciones de riesgo, hubo fallas importantes en la contención y prácticamente las salidas rápidas y por los costados no existieron, y para colmo de males dos errores defensivos terminaron con otros dos goles de España.


Cosas rescatables:

* La posición en la que desempeñó su función Cavani se acerca más a la que realiza naturalmente. Es decir, esta vez jugó de delantero.

* El primer tiempo de Lodeiro. A pesar de algunos errores a la hora de entregar la pelota, en general estuvo enchufado y habilitando bien a sus compañeros.   

* Lugano. A Pesar de que recién está volviendo a la actividad.

* Ruso Pérez. Se la arregló solo para marcar en el medio de la cancha.

* Los laterales. Tanto Maxi Pereira (que más bien se dedicó a marcar) como Cáceres, jugaron en un nivel aceptable.

* Cristian Rodríguez. El gol y mucho empuje por su zona.




Cosas inviables:

* La titularidad de Alvaro González. Es un jugador que por su zona no gravita. No defiende y tampoco ataca. No se muestra como una salida clara y en general entrega muy mal la pelota.  

* Que no haya sustituto para Alvaro González

* El nivel de Godín. En el primer tiempo entregó 2 o 3 pases al adversario que terminaron con jugadas de riesgo para el arco uruguayo. En el segundo, regaló una pelota que terminó en gol de España.

* El nivel de Muslera. El primer gol directo al "no top ten", y en el tercero no reacciona a tiempo.

* Los cambios de Tabárez cuando el equipo iba perdiendo (Arévalo Ríos por Diego Pérez, G. Castro por C. Rodríguez, Forlán por Cavani, Gargano por Lodeiro, Aguirregaray por A. González (lesionado)). Salvo el de Gargano todos fueron puesto por puesto, es decir, en ningún momento arriesgó.



   



  

No hay comentarios:

Publicar un comentario