viernes, 27 de septiembre de 2013

El toque de Iron Maiden

Una de las primeras formaciones que aprendí de memoria fue la del River de los noventa y pico. El del River que ganaba a puro toque, jugando para adelante y con los goles de Francescoli. Ese River que salió campeón de la Libertadores en el 96, en el Monumental, dando vuelta un resultado.
Por ese entonces yo era fan de Tinelli y por lo tanto hincha de San Lorenzo. También recuerdo varios jugadores de ese equipo, sobre todo al brasilero Silas. Nunca podía pronunciar de buena forma el apellido Arvarelo, hasta hoy se me confunde y pienso que es Alvarelo o Arvalero. No interesa. Por ese entonces miraba mucho a River por mi hermano y mi viejo, y además porque jugaba tremendamente bien. Un amigo de mi padre que vivía en Argentina le mandaba a mi hermano camisetas con la 9 en la espalda ni bien salían porque una vez el guacho le había dicho que era de River. El Enzo era toda una institución y, los grandes y los niños lo admirábamos a pesar de que jugaba lejos y en la selección no nos convencía.
Mi hermano se agrandaba cuando le llegaba una camiseta de regalo. Yo me calentaba y le decía cosas como que Francescoli me parecía un cagón o cosas que escuchaba decir los más grandes y después repetía.
Una vez el Enzo estuvo lesionado y la 9 la empezó a usar el Chapulín Cardetti. En el torneo argentino los jugadores titulares tenían que usar de la 1 a la 11 por reglamento, entonces la 9 había que ponérsela si o si. Fue mi gran momento. Cada vez que mi hermano tocaba la pelota en un picado o se ponía esa camiseta le decía ¡buena Chapulín! o ¡guarda con Cardetti! y terminaba re caliente.

Lo cierto es que, salvo Cardetti y algún otro, ese River tenía unos jugadores increíbles. En el arco Bonano o Burgos, (creo que Sodero era el tercer golero). En la zaga el paraguayo Ayala y Berizzo, los laterales Hernán Díaz y Sorín. En el medio el clásico "rombo" con el que se jugaba en todo el mundo en la década del 90. El 5 era Leo Astrada, el 8 el Diablo Monserrat, el 11 la Bruja Berti. El enganche Gallardo, un talentoso, lagunero y pecho frío, pero pecho frío como los de antes, que funcionaban a gritos de los más recios, y que en cualquier pase o tiro libre hacía la diferencia.
Adelante el gran Enzo, acompañado de Orteguita. También estaban Medina Bello, Julio Cruz o Crespo que esperabana alguna chance y cuando entraban metían el 3er o el 4to gol, o bien jugaban cuando alguno de los titulares no estaba en condiciones.

Actualmente River tiene el mismo entrenador y las mismas aspiraciones, pero lamentablemente para sus hinchas y el mundo del fútbol, no tiene un plantel con grandes jugadores y tampoco un buen funcionamiento colectivo como para pensar en cosas importantes.

Tiene en Barovero, un gran arquero que ha salvado en más de una oportunidad al equipo. Tiene a Balanta que es un muy buen zaguero, pero con poca experiencia, y además ha demostrado que puede atolondrarse y despejar para cualquier lugar, incluso el medio del área. 
Tiene a Vangioni, que es un gran volante por izquierda, pero un mal lateral (puesto que ocupa actualmente). En el medio tiene a Ledesma, un jugador de gran técnica y marca, que con el correr de los minutos termina siendo predecible y vulnerable. Tiene a Lanzini, el jugador más talentoso del plantel, pero con enormes problemas para pasar la pelota y para definir en el área. Y arriba a Teófilo Gutiérrez, un jugador más que aceptable pero que juega muy aislado y está lejos de convertirse en el jugador que puede sacar campeón a River bancándosela solo.


Hoy River jugó contra la Liga de Loja, un equipo que ha sido el fantasma de varios grandes del continente como Nacional o San Pablo. Un equipo ecuatoriano que no atraviesa un buen momento: viene a más de 10 puntos del primero en el torneo local y juega realmente mal. 
La semana pasada se aprovechó de un River cansado, que tomó muchas precauciones debido a la altura y a que retomaba la actividad continental, y le ganó 2 a 1. Hoy fue al Monumental a defender esa diferencia con armas muy endebles. Se tiró al piso, demoró todos los óbol y los saques de arco, le metió una inyección a un jugador en el medio del partido, le pegó para arriba y metió un montón de faltas. Pero lo más impresionante de todo esto es que no pateó al arco ni una sola vez, un hecho casi histórico. 

Aguinaga, el DT ecuatoriano habló en la previa y dijo que esperaba que su equipo no fuera perjudicado por el arbitraje, sin tener en cuenta que sus propios jugadores iban a hacer un papel lamentable. 
El primer gol del partido lo  hizo el colombiano Gutiérrez, a los 36 del primer tiempo, después de una serie de pases lentos de su equipo y un horror de un defensor que quiso cortar y la tiró para atrás dejando solos a dos delanteros.
A pesar del gol, el partido siguió siendo muy malo. Loja miraba en su cancha mientras los jugadores de River intentaban hilvanar alguna jugada más o menos potable.
A los 25 del  segundo tiempo vino otro gol de River, esta vez por parte de Lanzini. Cuando lo vi en tiempo real me pareció un golazo, pero después de verlo en el replay creo que es un golazo si lo hace un amigo que se dedica a laburar 8 horas y a tomar cerveza, y juega una vez por semana en la liga del barrio. A los defensores ecuatorianos le faltó aplaudir al jugador argentino. Lanzini hizo dos o tres enganches sin que nadie saliera a cortarlo con una patada o un empujón, o a barrerse para cubrir el tiro, y pateó esquinado, sin potencia, para vencer al golero que se tiró en cámara lenta. 

Más allá de eso, ese gol significó la tranquilidad para los dirigidos por Ramón Díaz. 
Loja no fue capaz de mandar a sus defensores al área, ni tirar un pelotazo o hacer algo para que la cosa cambiara, a pesar de que un gol les daba la chance de definir por penales.


Cuando terminó el partido charlé un rato con mi hermano y le pregunté si había visto a River. Me dijo que había puesto el partido pero que después se fue distrayendo con otras cosas y no lo vio. Me comentó que el escenario de atrás del arco estaba por el toque de Iron Maiden.


miércoles, 4 de septiembre de 2013

Plan B

El próximo martes 10 de setiembre la selección uruguaya de fútbol tiene altas chances de estar eliminada para el próximo mundial del fútbol que se realizará en Brasil.
Si bien es verdad que ni lo más pesimistas piensan que esto pueda ocurrir, hay que estar preparados para todas las posibilidades.
Para que la selección nacional siga con vida en estas eliminatorias debería sacar mínimamente 4 puntos.
El rival más accesible de los dos es sin lugar a dudas Perú, pero ellos saben bien que deberán aprovechar la localía y su última chance para clasificar al mundial.
Si los peruanos no ganan no tienen más remedio que pensar en las eliminatorias para el 2018. Si ganan sus esperanzas se verán alimentadas y tendrán una vida más para jugársela en lo que resta de esta eliminatoria.
Volviendo a la realidad de la selección uruguaya, ya que la del equipo peruano no interesa demasiado, me gustaría centrarme en un ítem del que mucho se ha hablado últimamente y es el de la renovación.
18 o 19 futbolistas que integran el plantel en esta oportunidad para enfrentar a Perú y Colombia estuvieron en el Mundial 2010, un dato realmente llamativo ya que ni por asomo la selección atraviesa un presente como el de ese mundial.
La renovación entonces es una mentira, porque se sostiene un proceso con un grupo casi hermético donde no importan las realidades futbolísticas de los jugadores. El grupo de hoy está conformado por muchos jugadores sin rodaje que son suplentes en sus equipos, o no son tenidos en cuenta, y otros que juegan en ligas menores con un nivel de competencia mediocre.
                                              
Considero que sería innecesario continuar con el proceso si es que sucede lo peor, osea quedar afuera del mundial de Brasil. También considero innecesario que se siga convocando a este grupo de jugadores (salvo 2 o 3) que ya no tendrían cabida por su edad en el mundial 2018.
Ya que este proceso que empezó varios años atrás se caracterizó por ser familiar, puritano y bonachón por encima de lo futbolístico, y alzó esa bandera en todo momento, propongo o pido que para el resto de las fechas de las eliminatorias se pruebe con una fórmula totalmente diferente a la que nos estaría dejando afuera del próximo mundial. 
Para esto me propuse armar un plantel balanceado, que represente otro tipo de valores y nos deje bien parados a los uruguayos a pesar de estar eliminados.
Los jugadores que estarían en mi equipo serían los siguientes:

Goleros:


Jorge Contreras
+ Es pelado
+ Tiene mucha experiencia
+ No se ha dejado tentar para ir a Centroamérica y ser figura en cualquier equipo
+ Dicen que juega en las ligas interbarriales de 10, y la descose

– No tiene buena estatura

Jorge Bava
+ Estuvo en Canadá
+ Le gusta el lío
+ No se ha comido muchos goles bobos
– Ha sido suplente en muchos equipos


Defensas:

Joe Emerson Bizera

+ Va para adelante siempre, es un caudillo en cualquier zaga
+ Gran juego aéreo
+ Mucho gol
+ Varias peleas en su haber
– En este momento está lesionado 



Darío Rodríguez
+ Hizo un golazo en el mundial 2010
+ Tiene gran cantidad de partidos complicados en su lomo
+ Su pisada contra el banderín del corner es inmarcable
+ tiene un doping positivo en su haber
– está un poco lento, pero no condiciona

Guillermo Rodríguez

+ Es pelado y recio
+ Puede jugar en la zaga o en el lateral
+ Gran juego aéreo
+ Sigue trillando el oeste a pesar de jugar en Italia
– A veces se pasa de rosca y hace faltas al borde o adentro de área

Gerardo Alcoba

+ Juega de zaguero o de lateral
+ Siempre deja todo adentro y afuera
+ Tiene un doping positivo
+ Buen juego aéreo
– Se atolondra con facilidad





Pablo Lima

+ Es recio
+ tiene gran pegada
+ va para adelante como arroz
+ saca fuerte los óbol
– te puede dejar con 10 a los 30 segundos del primer tiempo por salivar o golpear con su rodilla a un rival en las costillas 




Carlos Diogo

+ Es hijo del gran Víctor Hugo Diogo, por lo tanto tiene sangre de campeón
+ Tiene la mejor barrida del fútbol uruguayo
+ Saca bien los laterales
+ Tiene buen juego aéreo
– Corre en puntas de pie


Daniel Leites

+ Juega en Cerro
+ Es amigo de O. J. Morales
+ Marca muy bien
+ Es moreno
– No tiene gol





Mediocampistas:

Pablo García

+ Gran pegada con la zurda
+ Le hace sentir al rival su presencia mediante golpes o amenazas
+ Mucha experiencia con la Celeste
– Juega en Grecia, un país con menos fútbol que los programas de Sergio Puglia





Ribair Rodríguez

+ Es negro
+ Puede jugar de mediocampista central o de zaguero
+ Pega fuerte
+ Sabe pegar
+ Buen juego aéreo
 – Casi nulo remate de media distancia

Omar Pouso

+ Es pelado y tiene car de malo
+ Gran pateador de tiros libres
+ La da redonda
+ Buen juego aéreo
– Es lento




Raúl "Tito" Ferro

+ Es pelado, retacón y con cara de loco
+ Marca y corre todo el partido
+ mete huevo aunque el equipo vaya perdiendo 3 a 0 faltando 2 minutos para que termine el partido
– No tiene gol ni buen juego aéreo


Luis Aguiar

+ Le pega bien con las dos
+ Juega y marca
+ Putea todo el partido
– Ahora se lo nota más tranquilo



Mario Leguizamón

+ Gran talento y pasta de cra
+ Gran pegada
+ Sus goles aparecen seguido en los compactos de la Hora de los Deportes
– Ha desarrollado gran parte de su carrera en países donde el fútbol es bastante pecho frío como Colombia

Ruben “Pollo” Olivera

+ Le sobra el talento y la magia
+ Gran tomador
+ Es negro y pelado
+ Tiene mucho gol
– No le gusta jugar los partidos comunes, solo anda bien en los partidos complicados




Delanteros:

Fabián "Lolo" Estoyanoff

+ Gran remate
+ Gran velocidad
+ Toma sidra
+ Anda en cuatriciclo por el Paso de la Arena
+ Genera muchas faltas
­– Nunca en su vida dio en la tecla con los peinados
– Erra muchos mano a mano 


Carlos Bueno

+ Metió goles en todos los cuadros en los que jugó
+ En las complicadas siempre está y va para adelante
+ Tiene varias peleas arriba
– Habla como mexicano
– Se deja decir Charly Good


Santiago Silva       

+ Es pelado
+ Hace goles como arroz
+ Es fuerte
+ Es loco
– Es horrible pateando penales 

Diego “Viruta” Vera

+ Es pelado y medio negro y no se come ninguna
+ Gran tomador
+ Hace muchos goles
– Su físico no aguanta farra y fútbol y se lesiona



Líber Quiñones

+ Hace muchos goles
+ Sus kilos de más son de magia
+ Puede jugar de centrodelantero o de segunda punta
– Escasa experiencia 



Polifuncionales:

Gustavo Varela

+ Es polifuncional
+ Jugó el mundial 2002
+ Juega en Cerro con la 10
+ Tiene una mujer fea para que nadie se la mire
+ Es pelado y medio negro
– Está medio baqueteado y se lesiona seguido

Jorge García

+ Mucho potrero
+ Gran pegada con su pierna zurda
+ Es polifuncional
+ Ha sido detenido en más de una oportunidad
+ Peinado altamente plenero
– No logra continuidad en ningún equipo a pesar de su talento


Y este sería mi 11 ideal: